Laboratorio Silice

Descripción Tecnica.
La arena de Silice es un compuesta resultante de la combinación del Silice con el Oxigeno. Su composición química esta formada por un átomo de silice y dos átomos de Oxigeno, formando una molécula muy estable: Si O2.

Esta molecula es insoluble en agua, y en la naturaleza se encuentra en forma de cuarzo. Si el cuarzo esta cristalizado se denomina Cristal de Roca. En nuestro país el silice es extraido del lecho de los rios argentinos y uruguayos.

RIESGOS DEL SILICE:
El silice no es un producto peligroso ni toxico, por lo tanto los riesgos son practicamente nulos.
En nuestra planta de tratamientos, las arenas recibidas se someten a diferentes procesos, para obtener un rendimiento óptimo del material tratado en las distintas granulometrías, asi como la obtención de una mayor calidad en el producto terminado, para poder ofrecerle satisfacción al usuario final, tanto de arenas normalizadas como de calidades especiales que a veces son demandadas.

A estos efectos, en nuestras instalaciones contamos con el equipo necesario que nos permita secar y clasificar las arenas, así como su envasado y paletizado.


USOS INDUSTRIALES
Los usos industriales del silice derivan de sus importantes propiedades físicas y químicas, destacandose especialmente su dureza, resistencia química, alto punto de fusión, piezoelectricidad, piroelectricidad y transparencia.
Es la materia prima fundamental para la fabricación del vidrio (aproximadamente el 70 % de su composición es de silice) y de la porcelana. Sus arenas son utilizadas especialmente como lecho filtrante para depuración y potabilización de las aguas (para la retención de los flóculos de tamaños muy pequeños que no son separados por decantación), y por su dureza son utilizados para la fabricación de lejías, abrasivos industriales y arenados.

Es una materia preima muy importante en la composición de las fórmulas de detergentes, pinturas, hormigones y morteros especiales, y constituyen la materia prima básica para la obtención del silicio, así mismo son la base para la fabricación de refractarios de sílica y arenas de modelo, dado su alto punto de fusión.

A partir de las arenas silíceas se pueden producir fracciones granulométricas específicas destinadas a mercados industriales tan diversos como:
Filtros de agua, Perforaciones, Fundición, Vidrio, Morteros, Plantas Potabilizadoras, Arenados, Pisos de cerámica, Pinturas, Resinas, Loza, Epoxi, Campos deportivos (Futbol, Golf, Paddle, Tenis, etc), Piletas de natación.